Escalofríos de placer. Mis pezones, erizados al acariciarle el torso duro, varonil. Me besa en el cuello, los pechos. Me abandono en sus brazos. Noto la dureza de su miembro contra mi muslo. Estoy ansiosa, húmeda. Le ayudo a quitarse los vaqueros. Gime al contacto con mi lengua. Lo deseo en mi interior… De repente, un fogonazo nos deslumbra. Él vuelve al volante. La próxima vez nos tendremos que ir más lejos.

———————– o ———————

Este microrrelato fue seleccionado por la editorial Diversidad Literaria para ser incluido en la antología de microrrelatos Erotismo en estado puro, que fue publicado en 2016.

Deja un comentario