Un extraño virus se está propagando rápidamente por todo Madrid y otras ciudades de España. Los infectados pierden la cordura y se vuelven agresivos. La capital ya no es segura y miles de ciudadanos se sumergen en un increíble caos que no pueden controlar. Sus rutinas se ven interrumpidas y sus vidas amenazadas.

Tiempo muerto narra la historia de algunos individuos que intentan sobrevivir a las primeras horas de una situación extrema. Las decisiones que deben tomar para llegar vivos al día siguiente los empujan a sobrepasar sus propios límites. Tal vez sus actos serían diferentes si tuvieran otra oportunidad para decidir.

Esta podría ser otra novela cualquiera de zombis, pero no lo es.

Hola a todos:

La primera entrada de verdad del blog (lo de antes era una intro) va a tratar de mi novela, con vuestro permiso.

Lo primero que debo decir es que Ediciones Coral, de Group Edition World, ha confiado en mi trabajo y ha decidido publicar la novela. Comencé a publicarla en agosto del 2018 en la plataforma online Wattpad y un año más tarde estoy dando el salto editorial. No os podéis hacer una idea de lo feliz que me hace esto. Su publicación en físico está programada para el próximo septiembre. Nunca pensé que diría esto, pero estoy deseando que pase el verano :-).

Lo mejor para conocer un poco más de la novela es leer una reseña, pero me parece un poco raro hacer una reseña de mi propia novela, así que os voy a dejar aquí la reseña que realizó Milo de mi obra. Esta reseña también la podéis encontrar en su blog:

https://thatissokitsch.tumblr.com/post/183728369468/t%C3%ADtulo-tiempo-muerto-autor-fran-castillo-g%C3%A9nero

 

Título: Tiempo muerto

Autor: Fran Castillo

Género: Acción/Zombies

Puntuación: 5/5

Antes de hablar de “Tiempo muerto” hay que matizar algo muy importante: frente a todo pronóstico, esta historia no es solo de zombies.

De hecho, conseguir que los muertos vivientes pasen a un segundo plano en este género, es complicado cuanto menos; por no decir imposible. Cosa que por cierto, a nuestro autor parece no haberle supuesto un problema. Decir que esta novela es absorbente, en sí implica quedarse bastante corto.

Para empezar tenemos algo que aporta mucho dinamismo a la narración y es que, vivimos la historia desde la perspectiva de varios personajes. Yo mismo al estar acostumbrado a escribir/leer en primera persona, me he sorprendido al toparme con un narrador omnipresente que haya conseguido atraparme desde el principio. Si algo malo tiene para mí este tipo de narración, es el hecho de al final acabar centrándose en una sola línea temporal y un único personaje. Esto último es algo que no verás aquí, pues incluso en la segunda parte, podemos conocer las peripecias de todo el “elenco” que constituye esta obra.

Además contamos con el plus de que los capítulos son cortos, de lectura rápida y en más de una ocasión, acción trepidante. Devorarla en cuestión de horas no me parece algo para nada descabellado, pues precisamente parece estar hecha para eso. La sucesión de acontecimientos está medida para que sientas que estás viendo una película; un aspecto que por cierto, me parece interesante. Creo que la etapa en la que estamos, se nos ha vendido la idea de que las cosas tienen que estar masticadas ya que de lo contrario, es imposible consumirlas. Esto da como resultado literatura basura en la que no hay que pensar ni cuestionarse nada, solo leer y dejar que caiga en saco roto. Como persona de distracción fácil que me considero, “Tiempo muerto” ha conseguido que esté pendiente sin dificultad alguna y que además de pasarlo bien, haya imaginado qué sucedería si X circunstancias ocurriesen en la vida real. Para mí, esto último es realmente importante ya que en ocasiones, resulta casi imposible volver a emocionarse con un libro que no sea de autores de renombre.

Algo que me gustaría recalcar: En esta novela no encontrarás vocabulario pedante ni jerga científica que te obligue a tener una pestaña de Google abierta en todo momento por si las moscas. Sabemos que dentro del género de los zombies si se trata el porqué de la pandemia, suelen usar términos que pocos conocen y acaban aburriendo al lector. Y digo “si se trata” porque la estructura siempre es la misma: escenario postapocalíptico + protagonista que se intentará hacer el héroe en todo momento.

Sin embargo, en esta historia no solo vivimos la creación del virus, sino que también nos muestra la expansión de este. Lejos de escenarios sacados de shooters, el germen que parece capaz de destruir a la humanidad irrumpe de lleno en vidas normales de personas de lo más —aparentemente— corrientes. Saber qué está pasando en todo momento aún sin dejar de hacernos interrogantes, supone darle una vuelta de tuerca al género. Además, se nota la dedicación y la molestia de haber investigado para dar un contenido de calidad sin cabos sueltos. Soy muy tiquismiquis con esas cosas y la verdad es que no tengo ni un mal comentario al respecto. Digo más, incluso he aprendido cosas nuevas bastante interesantes.

Lejos de escenarios sacados de shooters, el germen que parece capaz de destruir a la humanidad irrumpe de lleno en vidas normales de personas de lo más —aparentemente— corrientes.

Haber recurrido a conversaciones de WhatsApp y un cuaderno de notas personal, para mostrarnos relaciones entre personajes o su propia forma de ver las cosas, ha sido sin duda otro acierto. Esto no solo lo hace todo mucho más ameno, sino que conectar con los protagonistas se vuelve algo instantáneo. Este tipo de recursos durante años han sido cosa del chick-lit e innovar siempre es bienvenido. Volviendo al tema de la era en la que estamos en la que todo es consumismo y blablabla, creo que esto podría atraer a un montón de jóvenes que son reacios a la lectura.

Al margen de eso, que todo lo que pasa le suceda a gente común, engancha más de lo que cualquiera pueda prever. En la vida real no hay héroes —en todo caso temerarios— y todos sabemos que este tipo de acontecimientos, sacan lo peor de las personas. Si una horda de zombies corre hacia ti y alguien más pero te caes, no seas ingenuo, no va a ayudarte nadie. Irónicamente, la realidad tiene por aportar más de lo que la mayoría de gente cree.

Después de haberme deshecho en halagados, igual choca un poco decir que a mí los zombies nunca me han llamado la atención especialmente, ni siquiera siendo consumidor activo de literatura y cine gore. Pese a eso, no darle una oportunidad a “Tiempo muerto” sería un terrible error y es que todo esto podría resumirlo en tres palabras: Me ha encantado.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .