Hace unos días, un buen amigo me mandó un pequeño fragmento de un texto para que le aconsejara sobre cierto asunto. Le resolví la duda, pero descubrí que había cometido leísmo en otra parte del texto y se lo comenté. No se había dado cuenta de ello, lo había escrito de forma natural. Mi amigo es de Madrid, una de las zonas españolas donde se produce este fenómeno lingüístico, con lo que no me extrañó, yo estuve viviendo tres años en Madrid y llegó un momento en el que dudaba mucho a la hora de escribir la, lo o le. Casi me convierto en leísta.

Al hilo de este asunto, recordé que, hace un tiempo (no mucho), realicé un vídeo sobre el leísmo para la universidad. Y he pensado que podría ser interesante compartirlo con todos, porque a lo mejor este tema te llena la cabeza de dudas. No sé, lo mismo te interesa. No es un vídeo extenso, solo trato el tema muy por encima, explico lo básico, pero creo que podría ser de mucha ayuda.

Si os gusta este tipo de contenidos, hacédmelo saber en los comentarios y procuraré hacer más.

***

Por cierto, este post es número 52 en mi blog. Publico uno a la semana, lo que significa que ya llevo un año con el blog. Eso hay que celebrarlo. Estoy pensando en un SORTEO de mi novela. Os daré más detalles en breve por mis redes sociales. ¡Estad atentos!

2 comentarios

    1. ¡Muchas gracias!
      Anunciaré el SORTEO muy pronto por mis redes sociales. Estate atenta.
      Gracias por comentar, si hay más reacciones así y veo que os interesan estos temas, haré más vídeos de este tipo.
      Un abrazo.
      Fran

Responder a Cristina Marmolejo Cancelar respuesta