Comencé a publicar «Tiempo muerto» en Wattpad en agosto de 2018, después de leer en un artículo de prensa online que había sido el trampolín de otros autores noveles hacia el mundo editorial. Expuse mi obra al gran público, formado por una comunidad de lectores jóvenes de todo el mundo, para que la leyera y la juzgara, como si fuera un lector cero inmenso e implacable.

A la vez que iba publicando capítulos de mi historia, iba buscando y leyendo historias de otros. La comunidad de Wattpad es gigantesca y muchos de sus integrantes se animan a publicar sus escritos. Nadie revisa, nadie censura, con lo que puedes encontrar una cantidad inimaginable de historias aburridas, mal escritas hasta el punto de ser ininteligibles o manidas sin aliciente alguno. Pero entre toda esa maraña de historias vacías, si buscas bien, puedes encontrar verdaderas joyas que merecerían estar en las estanterías de cualquier librería. Participar en un club de lectura me dio la oportunidad de conocer algunas de ellas, como la que os vengo a presentar ahora.

La voluntad de la Estrella Hermética (Libro 1: La Sala 9), de Diego Corzón (@Eurinomio en Wattpad)

Detrás de este curioso título se oculta el primer volumen de esta saga, una gran historia de aventuras y ciencia ficción con muchos toques de humor y algún que otro drama. Pero antes de adentrarnos de lleno en la trama, debemos reparar un momento en el formato y el estilo de esta obra, pues es, cuanto menos, singular. Y es que esta novela está escrita como si fuera el guión de una película. Está dividida en capítulos, y estos, a su vez, están divididos en escenas. En cada una de esas escenas se narra un pasaje de la historia, que tiene lugar en una localización concreta. Primero se describe minuciosamente el lugar en el que se va a desarrollar esa parte de la trama. Si aparece un nuevo personaje, se le describe con pelos y señales. No solo se dice su nombre y especie a la que pertenece, sino también su profesión o habilidades; y además, se dan detalles de su atuendo en ese momento. Y a partir de ahí, comienzan los diálogos y se desarrolla la historia. De este modo, el autor consigue que el lector se haga una imagen mental de la escena con todo lujo de detalles, como si la estuviera viendo en la televisión, tal y como él la ha imaginado en su cabeza al escribirla. Cada escena, además, va acompañada de un dibujo con formas geométricas de estilo futurista y un vídeo con música electrónica que combinan perfectamente con el texto y ofrecen una atmósfera ideal para la lectura de esta historia.

Con lo que leer esta novela es como ver una película, casi con su propia banda sonora incluida. Una peli de ciencia ficción, más concretamente una “Space Ópera”, ya que la trama de esta fantástica novela de aventuras futuristas transcurre en el espacio, y no en el conocido. Diego Corzón nos introduce en una parte del universo completamente desconocida hasta ahora: el Sistema Nodal. En este sistema no existen cuerpos celestes, sino planetoides artificiales suspendidos en éter, con nombres tan dispares como Pirámide, Herradura, Hongo, Lingote, Filigrana o Mazorca, y solo un astro llamado Estrella Hermética, que está blindado y que únicamente deja ver su luz cada mucho tiempo. El autor nos cuenta en la sinopsis de esta historia, a modo de introducción, que cuando la Estrella Hermética abre su ojo, Los Patriarcas, seres que viven en su interior, observan a las gentes del Sistema y castigan a los que no cumplen con sus designios. En esta sinopsis también se nos hace saber que, en el momento en el que comienza a narrarse la novela, existe un conflicto de poderes entre los Cuatro Poderes, la Antítesis (o resistencia) y la Brida (una organización criminal), instituciones de las que vamos conociendo más detalles durante el desarrollo de la historia.

Este primer volumen de la saga cuenta las aventuras de Gertrude Lincoln, de 65 años, y Helena Sandoz, un poco más joven, que son capitana y piloto, respectivamente, de la nave Escaramuza; dos humanas mercenarias de pasados un tanto turbios, que han sido contratadas para secuestrar a Sión, un chico muy especial que guarda en su interior algo de mucho valor para el Sistema Nodal. Por lo que están siendo perseguidas por los guardias de los Hijos de Gevaudán, que es el culto religioso que está en el poder y que sigue las directrices de Gevaudán, el hombre que instauró las bases de la sociedad del Sistema Nodal. Pero el chico secuestrado parece tener cierto tipo de poderes para predecir el futuro inmediato y, en lugar de oponerse a su secuestro, colabora con las protagonistas, las aconseja en la huida, y las guía para evitar más problemas.

Cuando creían que ya habían acabado el trabajo, son incentivadas con una buena suma de dinero para que hagan una última tarea: llevar al chico a la base de la resistencia, al otro extremo del Sistema Nodal, y realizar allí una actividad de espionaje. Tras aceptar este último encargo, son obligadas a viajar con dos nuevos miembros en la tripulación para asegurar el éxito de la operación: Clemencia y el Doctor Azalea, un matrimonio bastante peculiar. Ella, una loreana (especie no humana) y reputada hacker; él, un humano genotécnico (es decir, experto en generación de tejidos y programación de ADN), además de cirujano, botánico y toxicólogo. El último miembro de la tripulación llega casi por casualidad. Se trata de Finnegan Tirr, un reciano (especie no humana) y antiguo arqueólogo esotérico de 35 años que se suponía que iba a limpiar la nave y que se queda encerrado en ella. Así, este grupo extravagante de personajes, con el que queda representada gran parte de la diversidad social, se embarca en una extraña misión que les llevará a correr aventuras a lo largo de todo el Sistema Nodal.

Conforme vamos avanzando en la novela, vamos descubriendo poco a poco las personalidades de cada personaje, que no son en absoluto simples. Hay una escena destacada dentro del segundo capítulo que, personalmente, me ha resultado muy emotiva. En ella, Clemencia, haciendo alarde de sus conocimientos informáticos, instala una Inteligencia Artificial digitalizada que Gertrude ha adquirido recientemente por encargo, y por la que debe una fortuna. Cuando la IA se pone en funcionamiento, nos damos cuenta de que es algo más que un mero sistema de ayuda para la nave. Esta Inteligencia Artificial contiene el sistema neuronal, la personalidad y la memoria de un ser querido de Gertrude. A la capitana se le saltan las lágrimas cuando vuelve a ver a esa persona representada de forma veraz y perfecta en la IA. Y nosotros, los lectores, nos quedamos con ganas de saber lo que ha tenido que sufrir Gertrude para llegar a ese punto de su vida. De repente, se convierte en un personaje mucho más humano. Confieso que a esta altura de la historia, yo ya estaba enganchado y solo quería seguir leyendo para saber qué pasa y descubrir más sobre la vida de la capitana de la Escaramuza.

La lectura de la obra se hace muy amena y rápida, por el alto contenido de diálogos, que también nos ayuda a ir conociendo a los personajes poco a poco y sin darnos cuenta. Además, podemos disfrutar de un buen uso de la ortografía por parte del autor, que, en los tiempos que corren en Wattpad, se agradece. Si bien es cierto que he encontrado alguna palabra a la que le faltaba una letra o una frase a la que le faltaba una coma, lo cierto es que podría ser considerado como peccata minuta, ya que son, claramente, pequeños despistes del escritor, que podrían ser fácilmente corregidos con un breve repaso, y que no dificultan en absoluto ni el ritmo de la lectura, ni la comprensión del texto. El dominio de la ortografía del que hace gala el autor es tal, que se ha permitido el lujo de crear varios neologismos. El texto está plagado de nuevas palabras creadas por él mismo, como ‘neonomante’, ‘espaciopuerto’, ‘DataLens’ o ‘Dataedro’, por nombrar algunas de ellas, bastante curiosas. Hay tantos nuevos vocablos que el creador de la obra se ha visto obligado a crear un pequeño glosario, en el que se define la mayoría de ellas.

Pero los neologismos son un arma de doble filo. Por un lado hacen mucho más atractiva la historia y generan curiosidad, incitando a seguir leyendo, pero por otro lado, requieren, como he comentado anteriormente, de esa explicación para los lectores. El autor ha minimizado el impacto de este contratiempo añadiendo un pequeño apartado al final de cada escena con las definiciones de las nuevas palabras, cuando es necesario. Pero eso tiene un pequeño problema (más bien una incomodidad), que se acentúa un poco más en los primeros capítulos, donde el número de neologismos es más elevado; y es que el lector tiene que estar yendo al final del capítulo constantemente para leer la definición del nuevo concepto y luego volver al punto de la lectura en el que se encontraba. Si se está leyendo la historia en la pantalla de un ordenador no está tan mal porque son un par de movimientos del scroll del ratón arriba y abajo, en el peor de los casos. Pero cuando se lee en la aplicación del móvil se hace un poco pesado tener que pasar todas las páginas de un lado para otro una y otra vez. O se hace eso o se tiene que intuir el significado y seguir leyendo, para confirmar si dicha intuición estaba en lo cierto o no cuando se acaba de leer la escena y se llega al glosario. Creo que este es el único aspecto de la obra que se podría mejorar. ¡Pero cuidado! Porque también pienso que Diego Corzón ha salvado la situación muy bien, y, de hecho, no creo que haya una mejor forma de hacerlo sin perjudicar el ritmo de la obra con eternos paréntesis o guiones de incisos. Este es, más bien, un contratiempo debido a la propia infraestructura de la aplicación en la que nos encontramos, porque si la novela estuviera impresa en papel, encontraríamos la definición de los neologismos en el pie de página, cuando fuera necesario, y podríamos leerlos con un simple golpe de vista.

Personalmente, creo que esta es una novela, y por ende una saga, con mucho potencial. Los personajes tienen su propia personalidad con cierta profundidad y cada uno cuenta con un pasado y un trasfondo bien desarrollado, que le lleva a estar donde está y a ser como es; y que se va mostrando al lector poco a poco. El escenario en el que se desarrolla la historia es novedoso e interesante. Y la línea argumental que conduce la historia está llena de misterio y entretenimiento. Invita a seguir leyendo. Confieso que al principio, en los dos o tres primeros capítulos, la obra abruma un poco por la cantidad de información nueva que ofrece de golpe, ya que es necesario hacer un pequeño esfuerzo con la imaginación. Pero una vez que te haces con el nuevo vocabulario y formas la imagen en tu cabeza de los escenarios y los personajes (sobre todo los no humanos), la novela te engancha irremediablemente y ya no puedes dejar de leer.

Me ha sorprendido mucho que tenga tan pocas lecturas y votos. No creo que se le esté haciendo justicia. Así pues, agradezco la iniciativa que ha tenido Blue Cat Editorial para poder dar un poco de luz a historias como esta, que estaban escondidas y que, de no ser por este tipo de actividades, muchos de nosotros se las perderían.

Os invito a todos a echarle un vistazo a esta obra, porque la verdad es que merece la pena hacerlo, podéis encontrar a Diego en Wattpad con el nombre de usuario @Eurinomio. Yo me declaro fan de la saga de la Estrella Hermética y voy a seguir leyéndola. Estaré muy pendiente de todas las actualizaciones de Diego para no perderme la publicación de las siguientes entregas de esta historia tan interesante.

LEER La voluntad de la Estrella Hermética en Wattpad

También podéis encontrar más sobre este autor en https://linktr.ee/mazemancer

Deja un comentario